En fin, ¿qué tienes ante ti?

    Tienes a Santurce, antes llamado Cangrejos y esta superficie con palabras e imágenes.

    Lees una crónica del asombro, un oráculo posible, un homenaje a dos tiempos.

    Descuida si no entiendes: el malentendido es ruido inevitable de la ciudad. Que se trata de habitar este barrio rico y pobre, ombligo de la capital.

    ¿Y el cordón umbilical? Esta ficción pintada, aquí

    y allá, dispersa por 21 paredes más. Es el reto a tu curiosidad: buscar las que te faltan, conectarlas, averiguar qué te dicen.

    Agúzate: Santurce vive, Cangrejos aún respira,

    San-dulce podría pasar.

    EL RETO